Skip to content

Social Media en Castilla y León: ayuntamientos 2.0

por tc-public en 7 abril 2011

El lanzamiento de una guía destinada al sector público es siempre una buena noticia. Si, además, sus contenidos van dirigidos a ayuntamientos, la celebración será doble.

Es más. Supongamos que se trata de un manual que explica cómo mejorar en Internet nuestra eficacia, reputación y cercanía con los ciudadanos… que explica por qué la honestidad, el trato personal y la escucha activa de los gestores municipales son claves para nuestras administraciones y nuestros pueblos.

No hay duda, entonces, de que ese libro habla de redes sociales. Habla, seguro, de Open Government.

Los autores de Open Government: 10 ideas para hacer tu Ayuntamiento Abierto tienen unos nombres y unos apellidos muy especiales: la Red de Municipios Digitales de Castilla y León y el Gobierno de esta región. Y su propuesta, lanzada a finales de 2010, constituye uno de los ejemplos más gratificantes de pedagogía pública de cuantos hoy, de forma libre y gratuita, podamos encontrar en la Red.

Sus páginas, llenas de excelentes referencias, esconden tras una entretenida lectura un conjunto de mensajes de gran calado. El primero de ellos es el que se refiere a la necesaria modernización tecnológica de los ayuntamientos de Castilla y León más allá de esa exitosa y reconocida apuesta española que ha sido la implantación –aún inconclusa- de la Administración Electrónica.

La idea fundamental, en todo caso, es la que apunta a una asignación más eficiente de los recursos de que disponen nuestras instituciones, a una difusión más sincera y ejemplificadora de sus actividades y a una verdadera rendición de cuentas ante quienes dudan de su solvencia.

Portales como ¿Dónde van mis Impuestos? o Arregla mi calle encarnan a la perfección ese nuevo y exigente escenario… un escenario alentado principalmente por Internet y en el que, de forma casi paradójica, se confunden la desconfianza de los ciudadanos en sus gobernantes con un creciente activismo democrático.

En ese contexto es en el que surgen como factores claves de renovación pública los principios de transparencia, colaboración y participación, ejes también del llamado Gobierno Abierto u Open Government (en su denominación más internacional). Lo hacen, además, auspiciados por un fenómeno tecnológico y humano sin precedentes: el de las redes sociales.

Es un hecho, en este sentido, el éxito de las experiencias de crowdsourcing o cooperación masiva puestas en práctica a lo largo de los últimos meses por distintos ejecutivos locales en Inglaterra o Estados Unidos, con iniciativas como Design for America o el Hack Warwickshire, éste último de carácter local.

Y así lo prueban las iniciativas que tímidamente empiezan a despertar en nuestro país, bien mediante consultas oficiales para la elaboración de leyes a través de la Web, bien con la retransmisión por video streaming, de plenos municipales.

Ejemplos del camino iniciado son, también, los debates que comienzan a surgir a través de las cuentas oficiales en Twitter y Facebook de consistorios como los de Segovia, Soria o Valladolid, o las competiciones convocadas en torno a la información del sector público y el movimiento Open Data por plataformas cívicas, sin ningún afán de lucro, como Pro Bono Publico

Las redes sociales, ya nadie lo duda, están permitiendo una interacción más directa entre ciudadanos y responsables públicos; están favoreciendo, incluso, una implicación más activa de los empleados públicos en el seguimiento de los proyectos en los participan; están ayudando con soluciones creativas a optimizar las políticas sociales y la prestación de los servicios públicos.

La acción espontánea y organizada en la Red de un número cada vez mayor de internautas –agrupados, a su vez, en comunidades progresivamente más comprometidas con la actividad pública- ejemplifican los beneficios de esa revolución 2.0 ya en marcha… una revolución democrática y ciudadana de la que no pueden ni deben abstraerse las entidades locales.

Este artículo es una reproducción del texto firmado por José Luis Rodríguez y publicado en el número 4 (primer trimestre de 2011) de la Revista CyL Digital.

2 Comentarios
  1. A mí la iniciativa me parece bien, correcta y ojalá sea motivadora. Solo que ya llevo un tiempo esperando el siguiente paso, el de la acción…¿para cuándo? creo que a día de hoy ya no se puede permitir no tener determinados servicios on line, epezando por el más barato que es el de opinar, compartir, informar, un “me gusta”….Creo que hay mucho miedo a eso, a escuchar, al empoderamiento de la ciudadanía, porque se ve como una pérdida del propio poder.
    Estoy esperando que empiecen a homologar community managers que salgan del unidireccionalismo informativo….creo que antes o después llegará, espero que sea antes que después :)

Trackbacks & Pingbacks

  1. Social Media en CyL: ayuntamientos 2.0… o la búsqueda de la transparencia 100% - Torregamones Online [ Torregamon.es ]

Deje un comentario

NB:Se puede usar XHTML. Su email no será jamás publicado o reutilizado.

Suscribase a los comentarios vía RSS